domingo, 9 de diciembre de 2012

Margarita Rosa Pedrozo-Colombia- en IV ELILUC




CAPITULO 1

Ella creció con la música de los Beatles,  entre libros como el Principito y Don Quijote de la Mancha; al igual que todos nosotros, en nuestra temprana edad, se cuestionaba por lo que su mente no entendía a su alrededor. Al no encontrar respuesta, se refugiaba en su imaginación, sus fantasías y un mundo de ensueños.
Pasaron los años, no dejando nunca de dudar, como todo podría tener siempre un destino mejor, ese final feliz; por ser más grande la belleza armoniosa de la naturaleza, que la maravillaba; comparada con la flaqueza de la mente, que la desconcertaba.
Hoy, casi nada ha cambiado en el mundo desde entonces y aunque su vida no está llena sólo de cosas fortuitas, sigue soñando; mientras espera por ese mundo lleno de posibles, donde la imposible nunca pudiese tener cabida; porque todos somos parte de una naturaleza armoniosa.

Escuchando aún a los Beatles, al igual que Elton John; con libros como El Secreto en su mesa de noche;  se ha detenido en más de una ocasión a pensar y caer en cuenta, como pocos, que el cambio comienza internamente en cada uno de  nosotros. Es así cuando el bien para el mundo se refuerza.

Sigue la filosofía de vida, donde se cree: La certeza todo lo crea, lo transforma y lo puede. Aquella que sostiene y afirma la verdad, en el mundo todo es posible con amor y compresión; somos parte de un todo universal, unidos por  la esencia que nos da  la vida.


CAPITULO 2

Queridos y respetados lectores, se que en este momento muchos de ustedes se están preguntando; ¿qué ha pasado  con los temas económicos, políticos y otros conflictos sociales?
Pues siguen allá afuera, pero hoy no los compartiré con ustedes. Hoy les propongo un tema diferente; alejémonos con las siguientes líneas de esa esencia material que nos estresa.
Hace unos días, en mi programa televisivo, tuve una experiencia muy enriquecedora; dejándonos a todos los presentes mucho en que pensar, lograr y hacer. Para aquellos ausentes esa noche o sólo no tuvieron la oportunidad de ver el programa; me llena de mucha satisfacción poder compartir a través de esta columna dominical, dicha experiencia y así también sean participes de ese sentimiento agradable para el resto de la semana, quizás más…

Aquellos que esperaban lo habitual, acepten mis disculpas. A los otros les digo pónganse  cómodos, lo leído hoy  será muy relajante.
Así inicio esa noche memorable:
-         Respetada y admirada Carolina, gracias por aceptar nuestra invitación. (Aplausos y saludo de manos) Es de mi agrado y honor compartir con usted este recinto; seguramente que el público aquí presente me acompaña en mi opinión. (Mas aplausos)
-         A ti Antonio, gracias por la invitación, gracias a todos  por la oportunidad.
-         Carolina, nos hemos deleitado con sus obras literarias, durante mucho tiempo.  Nos atrae en ellas esa manera refrescante, veraz y sencilla redacción. Ahora hablemos de esta última obra que nos has traído: “El mundo está vacío”, tiene poco tiempo de haber sido puesta a consideración de tus seguidores y no seguidores; pero ya sabemos que su éxito ha sido arrollador.
Este libro es diferente a lo que normalmente nos tienes acostumbrados. ¿Qué te inspiro a escribir este libro?
-         Bueno, el motivo se centra en pocas palabras; falta de conciencia, aprecio y consideración.
-         Por favor, permíteme preguntarle. ¿Por qué ese título tan inquietante?...
-         Sí, tienes razón, es inquietante para aquellos perdidos en la búsqueda del camino correcto.
-         ¿Y cuál es ese camino correcto, según su percepción?
-         El camino correcto se inicia con nuestra propia aceptación, actuando con un bien desinteresado y un ego anulado. Para seguir en su senda sin tropiezos, no podemos dejar a un lado nuestro primer designio, como seres racionales que somos… (Pausa)
-         Bueno, hasta aquí, creo que estamos algo claro; pero ¿nos podrías profundizar un poco más, en eso de “el primer designio?”
-         Claro, el primer designio de todos nosotros es el ser felices. Una felicidad basada en un aprecio total; mas no en el desprecio. El aprecio es la realización del hombre y el deprecio es su propia insatisfacción.
-         ¡Ahora no sabemos que es mejor, si entrevistarte o leer tus libros!... (Risas y aplausos) Carolina, esta es una forma explícita de hacernos tomar conciencia y entender, que la semilla está en cada uno de nosotros; haciendo entonces nuestras raíces colectivas.       Nos has hablado del primer designio, seguirá entonces un segundo. ¿Cuál es el siguiente paso a seguir para comenzar a llenar este mundo?
-         Digamos que el de dar amor y no juzgar. El amar es un sentimiento compasivo, te eleva; el juzgar es de humanos, te limita.
-         Eso lo podemos entender teóricamente. ¿Pero cómo le dices a un niño que ame; si siempre ha sido abusado, o a su padre que no haga su justicia; si ve que la ley no es suficiente?
-         Muy  buena observación, Antonio… pero es en estos temas tan tristes y reales, donde se pone a prueba la espiritualidad del ser. En otras palabras, la clave está aquí: Los sentimientos no se pueden evitar; pero si controlar, con la parte no física de nuestro ser, la mente. Cuando nos dejamos de la espiritualidad, cerramos  las puertas al amor, la compresión y a la bondad; así se alejaran todos los efectos de estas acciones, o sea todo lo armonioso y lo bueno deja  de tener cabida a tu alrededor, en tu vida.
-         ¿Pero se logra individualmente? ¿Cómo puede una persona confusa emocional y espiritualmente, controlar ese sentimiento de odio y desconsuelo?
-         Antonio... mira tú mencionaste una verdad al principio de esta entrevista; “tenemos raíces colectivas”. Explico, nuestras acciones son como un efecto dómino, un bumerán; no podemos entonces negar la ayuda a los demás, eso es hacértelo a ti mismo. Es el juego de dar y recibir; aprendiendo a escuchar. ¿Cómo podéis identificar, entender,  ayudar y calmar la necesidad de tu semejante; si no sabes escuchar?  Aquí, en este punto, nos empalmamos con el tercer designio: Todo se centra en saber escuchar con amor, estar dispuesto a dar sin condiciones y recibir con creces; por todo lo hermoso sembrado.                                        Entonces, hay que  vivir la carencia y el dolor de tu semejante; para aportar nuestro granito de gratitud, en aras de llenar el vacío del mundo.
-         Como se dice en el argot popular: Ponerse los zapatos del otro. Es el tener conciencia; este mundo fue creado para nosotros, porque somos causa, más no efecto.
-         Eso Antonio, exactamente eso es. La vida se llena de un gozo constante y compartido. Juntos hay que buscar la esencia de nuestra naturaleza; restablecerla con buenas acciones y poner todos nuestros pensamientos en el rumbo correcto. (Aplausos extendidos)
-         Acá, ahora tenemos otro interrogante. ¿Cómo podemos saber que nuestros pensamientos están en el rumbo correcto?
-         Esto lo puedes percibir, cuando tus sentimientos buenos, están por encima de tus pensamientos malos. En otras palabras, los sentimientos te liberan siempre cuando estos sean buenos; lo contrario, será que tus pensamientos malos te atan.                           
-         Carolina, podríamos concluir esta noche, que la esencia de tu libro El mundo está vacío; es el conocer, aceptar y crear conciencia de nuestros errores. Entender como el hombre tiene es sus manos las bases para crear un mundo mejor, con sentimientos y buenas  acciones. En resumen: Amar y compartir; sin pensar; ¿a quién? ¿para qué?
-         Sí, así es. Podríamos también decir; no hay que pertenecer a un partido político, religión, posición social, sexo o raza; para tomar una decisión responsable, regar semillas de amor y paz en aras de un mundo mejor Un mundo de posibilidades para todos y cuando digo todos, hago énfasis en todo lo que habita este hermoso y benevolo planeta llamado Tierra.                                  No debe haber cabida, para el dominio del hombre sobre el hombre, esta es la base de la intriga y del odio; esto trae pesares, desarmonía. (aplausos extendidos y expresiones  de júbilo )
-         Bueno señores, ahora no sabemos que es mejor, si leer sus libros o escuchar sus aciertos personalmente, aquí la tienen;  una escritora para el mundo, con la verdad en sus palabras, que está dando nuevamente  mucho de qué hablar; Carolina Montes de Oca.      ( Publico de pie, aplausos  continuos y expresiones de admiración )
-         Gracias a todos, gracias por el apoyo y admiración. Mis libros serian una resma de papel, sino fueran por ustedes, los lectores. ( Sonrisa ) Espero seguir por el camino correcto y traerles más libros de su agrado y apreciación.
-         Gracias a ti Carolina. (Saludo de manos. Ambos de  pie). Esperamos tenerte nuevamente en el programa. Señores, despidamos como se lo merece, a la escritora de la verdad, Carolina…
Así fue, todo era una plenitud colectiva…


EPILOGO

Como siempre, antes  de terminar el programa; se debe elaborar y decir la reflexión del tema en cuestión esa noche. Para mí, mientras corrían los comerciales, todo se sentía como tener la responsabilidad de desactivar una bomba de tiempo; se trataba de un tema muy comprometedor;  difícil, por primera vez. Esta fue mi reflexión: “Lo imposible no es posible; cuando entiendes tu perfección espiritual. Esta sólo se logra cuando vives por y para el amor, la verdad, la certeza, la compresión y la fortaleza. No hay mundos imposibles, solo hay seres humanos que no lo dejan ser posible.”
Ella, me dijo tras escenarios: “Una plenitud colectiva, se convierte en  placer egoísta; cuando sólo te satisface a ti mismo.”

Mis respetados lectores, espero que mi tema el dia de hoy, haya sido de su interés. Les invito a mi página el próximo domingo; estoy seguro que ahora los comentarios y preguntas serán diferentes. Y como dice una vieja amiga: Espero seguir por el camino correcto para traerles  temas de agrado, más no de discusión. – Sin censura. Antonio Benavidez.
Margarita Rosa Walling – Semblanza:

Escritora Colombiana,  que ha dedicado la mayor parte de su vida al arte de la escritura; tales como canciones, reflexiones, poesías y cuentos.
A manera de satisfacción personal, usualmente gusta enseñar a otros amantes de la poesía y el relato; el cómo expandir sus inspiraciones.
Su  Poemario, “Palabras… ¿Espejo de un Recuerdo?  Es  Un compendio de reflexiones en poesía, durante 30 años, para el Alma y la vida. Libro colmado de sensibilidad, que obligan al encuentro personal. Una invitación que incita a reflexionar.  Ha recibido diferentes reconocimientos, nominaciones y galardones; otorgados por diferentes asociaciones del país. Además de ser tema literario en diferentes  revistas y periódicos culturales, páginas virtuales y radio tanto a en los Estados Unidos, como en algunos países latinos. 
Como escritora, ha participado en eventos culturales, concursos y antologías nacionales e internacionales. Gozando del reconocimientos; como  el Certificado de Apreciación, por parte de la Alcaldia del Condado Miami-Dade y  Premio Medalla de Oro -2012 otorgados a los miembros de AIPEH, por su contribución a las letra española y la cultura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada