domingo, 9 de diciembre de 2012

Eliane Bösch-Argentina-Suiza y Elisa Garcia Bösch-Argentina en IV ELILUC


                           

 El Dr.Lucas Scott de Eliane Bösch (a la derecha foto)

                    Tenía apenas 35 años pero ya era conocido por ser un muy buen neurocirujano. Tenía un sexto sentido cuando diagnosticaba algún cuadro.

                    Esa tarde llegó un paciente nuevo a su consultorio. La secretaría Lucy le tomó los datos y le llevó la ficha al médico. No tenía obra social…al mirarlo en seguida sintió algo que le molestó. No sabía que era. Lo hizo sentar en la camilla y le preguntó que le pasaba. Este le comentó que se le nublaba la vista, le dolía la cabeza y que perdía el equilibrio. Se había caído varias veces. El oculista le dijo que no tenía nada anormal en los ojos y que viera un neurólogo.
           
                    Le hizo varias pruebas y le mandó hacer un electroencefalograma. El tenía sospechas de un tumor cerebral pero no le dijo nada hasta ver los resultados.

                   El día indicado llegó el mismo hombre, con los estudios. El médico los miró y confirmó un gran tumor. Después de unos minutos le informó al paciente su necesidad de una operación bastante riesgosa y costosa. El hombre inmutable le dijo que la podía pagar y a una pregunta dijo no tener parientes. El médico le dio una fecha para preparar los análisis pre-quirúrgicos.

                  Al retirarse, el Dr.Scott le pidió a su secretaria que recabara informes sobre esta persona pues le seguía pareciendo muy sospechosa.

                  Una hora después, Lucy le informó que descubrió algo insólito respecto al mismo. Por el nombre que había dado, había fallecido hacía 10 años. Entonces Lucas llamó a su amigo que trabajaba en la policía científica , le envió los datos que tenía junto a un papel que había tocado para que vea las impresiones digitales.

                  Al día siguiente, su amigo lo visitó al consultorio y le alcanzó un legajo grande donde figuraba su nombre verdadero y todo lo que había hecho en su vida. Era un hombre del proceso que había torturado gran cantidad de presos. Lo conocían como el Dr.Horror. Las cosas que había hecho eran imposibles de repetir pues eran tan inmensamente crueles y parecía imposible que lo hiciera un ser humano. Y lo más importante, la justicia lo buscaba aún…

                  Lucas miró a su amigo y con cara desencajada le dijo que lo debía operar.

                  Su amigo le dijo que lo dejara morir en la operación, y su primer impulso fue también hacerlo pero iba en contra de la ética profesional. Ahora si lo operaba pero temblando tocaba alguna parte del cerebro, “sin querer”, eso podía traerle más consecuencias que si no lo operaba. Podía quedar paralítico o sordo o ciego de por vida. ¿No era ese un mejor castigo que la cárcel???

                  El día de la operación vino la policía para detenerlo después de la intervención y Lucas le pidió al anestesista que le permitiera unas palabras con el paciente y le dijo:
     
      -Bien, Dr.Horror, ahora voy a operarlo del cerebro y
                   espero no equivocarme…al terminar quedará en  manos de   la   
                   justicia de los hombres. –

La cara de terror del paciente fue tapada con la máscara de la anestesia.




Eliane Bösch


         El descanso del Dr.Lucas Scott



   Al fin había terminado su labor del día. Se sentía muy cansado. Su secretaria Lucy le había pedido hablar referente sus vacaciones y mientras conversaba con ella, impulsivamente tomó la determinación de hacer lo mismo. Cuando ella le ofreció un reemplazo para su ausencia, él le dijo:

-         No, no hace falta! He decidido también  tomarme unos días de descanso que necesito. Avisaremos en la clínica, que no atendemos hasta fin de mes. ¿Qué piensa hacer en esos días? –
-         Pues, quiero hacer un viaje hasta las Cataratas, en mi moto como Vd. ya sabe que yo viajo todos los días… -
-         ¿En moto? Bueno…no se olvide el casco! Entonces nos veremos a fin de mes.

   Lucy antes de salir puso su moto bien en orden y cargó el equipo de lluvia y alguna ropa. Lo indispensable. Ella era muy aventurera y no la asustaba viajar sola, en moto. Salió a la mañana muy temprano con rumbo a Cataratas.

   Lucas preparó una pequeña valija, subió al coche con algunos mapas de rutas y al voleo se dirigió al norte del país. No sabía adonde iría… lo iba a decidir en ruta.  Cuando vio un cartel que decía POSADAS MISIONES dijo:

-         allá voy! –

   Viajó tranquilo haciendo sus paradas, en Posadas quedó una noche en un hotel y a la mañana tomó el rumbo a Cataratas. Quedó embelezado con la belleza majestuosa de la caída de esas aguas. Fue caminando por la pasarela y en un recodo se encontró con… Lucy! Rieron por ese encuentro y siguieron caminando juntos. Charlando animadamente, ella le comentó que al día siguiente pensaba ir a ver unos saltos de agua, un poco alejados y no muy conocidos. Obviamente iba a ir con la moto… a él le gustó la idea y le pidió ir con ella, si tenía lugar en la moto. Así lo hicieron.

    Al llegar al lugar selvático, con poca gente alrededor, se sacaron una foto con el fondo selva-saltos de agua, comieron unos sándwiches, una gaseosa y a la tarde regresaron muy felices. El la invitó a cenar en su hotel y los días siguientes fueron de  una gran camaradería. Al fin llegó el momento de volver y se despidieron hasta el lunes en el trabajo. El miró como ella se alejaba en su moto y empezó a prepararse para volver.

    El lunes cuando  llegó, Lucy ya había preparado todo. Las historias clínicas de los pacientes que debía atender en el día; programó toda la semana con toda la gente que necesitaba la consulta con el Dr.Lucas y lo esperaba con su habitual taza de té caliente. Se saludaron y empezó el trabajo. Siguió todo hasta el jueves a la mañana cuando Lucy descubrió que el doctor andaba muy distraído y pensativo. Cuando le preguntó si le pasaba algo, él le dijo:

-         Sí,  necesito hablar algo… la invito a almorzar. –

Ella aceptó aunque estaba intrigada por saber que le pasaba. Ella hacía
mucho tiempo que estaba secretamente enamorada de él, sin ninguna esperanza.

     Al salir vieron que estaba lloviendo, se subieron al coche de Lucas y salieron sin rumbo fijo. De pronto, estacionó el coche, suspiró y dijo:

-         Yo nunca tuve una pareja formal aunque mi idea es formar una familia, tener hijos… pero nunca encontré la mujer para mi. Ahora me está pasando algo nuevo y no se que hacer con mis sentimientos. Estoy enamorado y eso me asusta un poco…no sé si ella podrá amoldarse a mi, en fin, tampoco sé si me quiere…

    Allí hizo un silencio. Ella no decía nada, pero su corazón empezó a acelerarse. Al fin el continuó diciendo:

-         Yo la admiro porque es una gran persona… quizá me preocupa un poco porque anda en moto, pero eso está en su espíritu. Lucy te amo con todo mi corazón!

   Y entonces se acercó a ella y suavemente le tomó la cara, besándola sin recibir resistencia.

   Se quedaron en silencio y al fin ella dijo:

-         Lucas hace tanto tiempo que te amo en silencio. Me acabas de hacer la mujer más feliz de la tierra.

   El sonrió dichoso, la abrazo y beso nuevamente. Llovía torrencialmente pero a ellos no les importaba…eran felices.

   Y así concluyó el descanso del Dr.Lucas Scott, abriendo un camino de un futuro lleno de felicidad.




Eliane Bösch

         Curriculum literario de Eliane Bösch

Nacida en Suiza pero viviendo toda su vida en Argentina, nació 14/9/1932
A los 75 años empezó a escribir. Tiene dos novelas editadas: Un viaje al pasado y Cuatro hermanos en el siglo XVIII. Escribe cuentos cortos que lee en los encuentros literarios de Mar de Ajo, Punta Alta, Bialet Massé y Villa Carlos Paz. También intervino en el encuentro de bloggeros literarios en Buenos Aires.
Tiene cuentos editados en Antologías de Bialet Massé , Sabor Artístico y Pasión de Escritores.
Una de sus narraciones recibió una mención especial en un concurso de Punta Alta.
Fue entrevistada por la radio de Punta Alta, por Canal 7 de Rawson, y la radio Mujeres de Llavallol.
Recibió un premio de Pasión de Escritores por su labor en la cultura.
Algunos cuentos cortos  fueron leídos en Miami, USA
Tiene un blog con sus cuentos y también de otros escritores.

blog: http://matthewmusainspiradora.blogspot.com

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

       




 Nos juntamos por Elisa Garcia Bösch (izquierda en la foto)


Rima,
No rimo…
El hace rimas.

O quizá nos arriman,
¿qué riman?
La vida arrima,
¿qué?¿cómo?¿cuando?
¡nos permite una rima!

Escribe
Sólo escribe
Tu rima hallarás.

                         Alma


Elisa Garcia Bösch
Poeta Argentina








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada