domingo, 9 de diciembre de 2012

Manuel Maria Torres Rojas-España-en IV ELILUC




DUERMEVELA

En las horas en que la vida está más muerta
vienen a saludarme las voces de la noche,
cantos amigos que, en la gris duermevela,
alumbran en mí esperanzas de vidrio y de azabache.

Quebrado ya el ensalmo, llegará la mañana
que duerme aún  en su tacto de cuero
y doblegará a la negra oscuridad,
metáfora convulsa de odios y dobleces.

Apagada la luz, lucirán los colores:
los verdes serán negros y el gris será el de siempre,
un difuso océano sembrado de cizañas.

Reconoceré, entonces, el color de la aurora
y el curso de oráculo que ayer acuchillaba,
cual ignoto celaje, el origen del tiempo.

Por Manuel María Torres Rojas
El Caballero de las Letras
España


Nota biográfica y breve reseña del autor:

Abogado, escritor, fotógrafo y viajero. Reside en Madrid (España) aunque su origen es Andalucía. Autor de numerosas publicaciones en prosa y en verso. Profesor de Derecho Civil en la Universidad Complutense de Madrid.
                                
El nuevo libro de versos de Manuel María Torres Rojas, se nutre de todo el universo al que nos tiene acostumbrados, que recrea una y otra vez en sus escritos: la memoria, permanente autobiografía soñada y novelada,  relatada “breve, corto y por derecho”, como gusta de definir su escritura al propio autor.
Ya sea a través de los relatos de sus primeras publicaciones, como en “Los huesitos de mis ronquidos”, o en sus diarias entregas en cualquiera de sus cinco blogs, Manuel María escribe acerca de las cosas más comunes, o más  extraordinarias, de una manera suelta y libre, a modo de cuadernos de diario, donde cualquier acontecer agranda su mirada y le sirve de motivo para empuñar la pluma.
Este poemario es cosa bien distinta, porque es un paso más.  A sus lectores no sorprenderá encontrar en sus versos vagos ecos de Garcilaso, Góngora y Lope y, sobre todo, de la música de Juan Ramón Jiménez.
Descubrimos a un Manuel María volcado en sus versos íntegra y apasionadamente, dejándose ir con un verbo cálido y entregado, intimista, desnudo; allá donde su escritura alcanza su más honda y sincera expresión es en su búsqueda de lo más humano de todo lo humano.
“Antes de sentarme a escribir, me invade la idea de cautivar y llegar al corazón de los demás”, dice de sí mismo el poeta. Y es en este “Terca Luz” donde más plenamente lo consigue, dejándonos poemas arraigados en su vida: los sentidos, el recuerdo, la infancia perdida y siempre añorada, en el amor siempre, más que en lecturas o construcciones intelectuales. 
Es este un libro de madurez, corolario de su producción poética, que alcanza su más alta expresión cuando habla del amor, ya sea en forma de pasión atormentada, anhelo insatisfecho o espejismo romántico: experiencia amorosa nunca culminada; llama, herida, ideal de Mujer, en perfecta e imposible armonía de forma y fondo.

BLOGS LITERARIOS Y FOTOGRÁFICOS DEL AUTOR
 
 
GALERÍA FOTOGRÁFICA
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada