domingo, 11 de diciembre de 2011

De Chile, Alfred Asis Nació mi amor apasionado, murió desconsolado


De Chile, Alfred Asis

Nació mi amor apasionado, murió desconsolado

Tu aroma de mujer me lleno el alma

Tu tiempo y el mío, unido en la distancia, sería la fragancia que despertaría mis ansias

Siente mis manos en ti

Siente mis labios en ti

Siente mi aliento agitado y el tiempo prestado...

Siente, amor, mi presencia, que de ti ya no es ausencia

que no hay distancias que separen mi placer de hacerte mía,

mis caminos y alegría, mi amor por ti

vida mía...

Cuanta ilusión, de un amor desconsolado

Cuantos recuerdos de no haberte tocado

Cuantas ilusiones quería a tu lado…

Y la flor se secó, despachó sus pétalos al viento, pétalos que eran tus labios

volaron hacia la eternidad de mi alma, ya no estarán entre los míos…

Que dolor el despejar mi nebulosa, aquella de mis días y noches

en que sentía tu presencia y tu cuerpo amado, en mi lecho de enfermo de amor…

Cuanto dolor tener que decirte “no eres de mi tiempo” no quiero sufrir más

Sigue tu camino, continúa con la esperanza de la vida sin mí…

La culpa es del tiempo, las distancias, las exacerbadas ansias y mis sueños, solo los míos…

Sueños de cada segundo de tener tus labios, de sentir tu mirada suave en mis ojos

de acariciar tus mejillas, tomar tus manos entre las mías, escuchar tu voz tenue incomparable…

Tuve que decirte… ¡márchate!... aparta tu imagen de mí, que me hace daño el no tenerte…

No hay comentarios:

Publicar un comentario