sábado, 11 de diciembre de 2010

La Casa que me quitaron de Liusbel Rodriguez

La Casa que me quitaron

La casa donde vivía

fue mía, me la quitaron.

Allí esta mi nombre escrito

en el cemento del patio

como un simple testamento

de su antiguo propietario.

El dolor es mas profundo

cada ves que pasa un año

sin correr por los pasillos

y sin dormir en mi cuarto.

Se parece tanto a mí

que debe tener mis rasgos

ocultos en las paredes

como si fueran retratos

con lagrimas de cemento

que se caen a pedazos.

En el cordel de mi infancia

tiene pañales colgando

que esperando por un niño

todavía no han secado

y las ventanas del frente

igual que dos ojos pálidos

se cansaron de buscarme

pero no hallaron mis rastros

por que el polvo de la ausencia

a demás de ser nostálgico

ya no me deja pasar

semi desnudo y descalzo

por la puerta de la entrada

donde todavía el saco

guarda pisadas de ayer

dibujadas por el fango.

las columnas del portal

parecen hombres esclavos

soportando con el peso

de ver inquilinos raros

ignorantes de sudor

de injusticias y cansancios

que el esfuerzo un día mezclara

para alimentar parásitos.

por eso mismo no quiero

ni fortunas ni palacios,

yo solo quiero que un día

cuando todo sea exacto

antes que la vida olvide

las ampollas de las manos

en la losa principal

escribir un epitafio

con tinta negra que diga

agradezcan el regalo

que esta es la casa que un día

a mi niñez le quitaron.

Liusbel Rodriguez

Cuba

1 comentario:

  1. madre mia llore cuando leei esta poesia porque la vivi en carne propia cuando el salio de cuba un abrazo mi hermano te esmerastes con esa poesia la verdad q le sacas las lagrimas a cualquiera

    ResponderEliminar