domingo, 12 de diciembre de 2010



EL CEREBRO OLVIDA
MAS LOS REGISTROS


GUARDADOS CONSCIENTEMENTE
ROCIADOS POR LA FUERZA,


TERNURA DEL AMOR EN NUESTRO CORAZON
JAMAS SE BORRAN.
PERMANECEN ETERNAMENTE


EN LA INMENSIDAD QUE SOMOS




Io

No hay comentarios:

Publicar un comentario