domingo, 20 de diciembre de 2009

Erik - Testigo en el tiempo...La Luna...

Cuanto llegarán
a emocionar

las caricias en la piel,

los susurros al oido...

Nunca más,

que la emoción

del tiempo vivido,
nunca menos,

que el repaso

a nuestra historia...

Sin la necesidad

de estar cerca

para acariciar,

de escuchar la voz

para traducir palabras...

La memoria

es incapaz
de dominar,

el dolor del recuerdo...

Pero sí

es la única

capaz de guardar

la dicha del Alma...

Quién quiere

parar la melancolía

cuando fluye real

mezclada en la sangre...


Erik

1 comentario:

  1. los bellos recuerdos se guardan en el alma...en el corazon....

    ResponderEliminar