domingo, 13 de diciembre de 2015

OBRAS PARTICIPANTES VI ELILUC - SEXTO GRUPO

LOCAL


LAMENTAMOS NO HAYA PODIDO ASISTIR




Tiempo…nada
Margarita Rosa Pedrozo Taboada-Colombia


¿Qué del tiempo y la grandeza empequeñecida de la vida?
¿Esos años dorados que el argot popular menciona?
Solo veo que los cedros reverdecen,
en este instante austero de sentimientos;
lleno y confuso con eso que perece.


Eso que ya no preocupa, por ser historia
o porque sucederá lo que ha de ser.
Eso enmarcado en un amanecer, la puesta del sol,
en granos de arenillas atrapados en el cristal
o en la cuerda del reloj...


Verdugo de la existencia, cuando el conocimiento es nada.
Veneno latente, silencioso…
Habitando en la irrealidad de la mente;
pero tan cierto como la verdad eterna del alma
y el único dueño de nuestra mortalidad.

BIOGRAFÍA
MARGARITA ROSA PEDROZO TABOADA Escritora Colombiana, que en la actualidad reside en Miami. Miembro activo de las organizaciones: Florida Writer Asotiation, South Florida Writer Aso. , AIPEH-Miami y ELILUC
Dedicada a la literatura desde muy temprana edad. Su arte escrito se inclinó hacia reflexiones en metáfora, prosa, poesías y cuentos; que le han dado un sello a su estilo, es este místico y espiritual, que la determinan como una autora de vanguardia.

Su dedicación por las Artes Escritas, la ha llevado a un sinnúmero de presentaciones, con mucha aceptación y reconocimiento, Artísticas-Literarias tanto públicas como privadas; ha participado en diferentes Eventos culturales y Ferias Literarias a nivel nacional.
Además de las obras, de su autoría, tiene a su haber varias obras antológicas de poesía y narrativa, tanto a nivel nacional como internacional.
Sus presentaciones en vivo han sido apreciadas por los seguidores de este tipo de arte escrito, puesto que sus versos y textos gozan de un lenguaje reflexivo, real y sencillo de percibir; expresa con genuina nitidez la belleza de una escritura, que evoca el sentir de las emociones humanas.

Esta pasión por la literatura y su sentir altruista la llevo a fundar AZ LIBRIS SHOW- Donde las Letras Vibran – Evento cultural,  con exposición y conferencias de Obras Literarias y presentaciones artísticas.

La autora, además de sus escritos, ha sido tema de publicación y reconocimientos, tanto en páginas virtuales como revistas y periódicos de circulación nacional, en USA; tales como: Columna y Estilo, Globatium, ELILUC, Lanota-Latina, periódico El Especialito, Miami Herald y Revista Aquí Colombia Usa; entre otros.

Obras Publicadas:
“Palabras… ¿Espejo de un recuerdo? 2011. Consta de una serie de reflexiones en poesía, para el alma y la vida. Páginas colmadas de sensibilidad, que obligan a un encuentro personal.  Nominación Mejor E-Book categoría de Poesía - 2012 Dan Poynter's Global E-Book. Galardonado por AIPEH-Orlando con la Medalla de Oro, por su aporte a la literatura Española. 2012.
“Compás en la Existencia”- Pasos a la Plenitud – 2014. Reflexiones místicas y espirituales que ayudan a transcender las barreras entre lo material y lo espiritual; en el día a día de cada persona, con anhelos de entendimiento íntegro y paz. Medalla de Honor en la categoría Espiritual, No-ficción. Otorgado por Dan Poynter's Global E-Book 2014.Galardonado por AIPEH-Orlando con la Medalla de Oro, por su aporte a la literatura Española. 2014.

CONTACTOS:
·         Correo Electrónico: palabrasmw@aol.com
·         Twitter: @MargaritPedrozo
·         Linkedin: margarita-rosa-pedrozo-walling
·         Pinterest: pinterest.com/maropeta
·         Página web: www.MargaritaRosaPedrozo-Walling.com
·         Facebook Pág.-Oficial: Margarita-Rosa- Pedrozo- Taboada-Maropeta

·         AZ LIBRIS SHOW: www.facebook.com/AzLibrisShow



-----------------
VIRTUAL


LOS CANTOS
DE LA VIDA INOCUA
Alberto Quero-Venezuela


A la memoria de mi hermano


Alguna vez yo

Alguna vez yo habité en un país parecido a la infancia,
no era la infancia,
sino sólo lo más parecido a ella.
Alguna vez yo tuve dioses,
amorfos o transparentes pero en todo caso intangibles;
no eran dioses, pero así yo lo creía.
Alguna vez yo tuve verdades,
plurales más que totales
y hasta susceptibles de ser envueltas en papel de regalo;
no eran verdades,
pero hubiera dado cualquier cosa porque lo fueran.
Alguna vez yo tuve pensamientos,
tambaleantes y torpes como todos los pensamientos;
no eran pensamientos,
pero sólo por su aparentemente notable dominio sobre las cosas
me dejé dominar por ellos.

Alguna vez yo tuve esperanzas,
vanas e intrascendentes,
tan ingenuas que rayaban en lo verídico y hasta en lo realizable;
no eran esperanzas, y yo siempre lo supe,
pero no pude evitar estremecerme
cuando comprobé que todo en cuanto una vez creí
eran solamente epítetos y redundancias
dentro de la misma espiral.





23

Extraños fueron aquellos días de mi juventud
(ahora perdida y difusa)
desnudos de metáforas y de sospechas,
cuando el amor era más nube que espejismo incurable
y aún no se me ocurría tras cuál esquina aguardaba el frío
Extraños fueron aquellos días
limítrofes con lo verosímil,
grotescos por tanta credulidad,
ilusos hasta la repugnancia
y de pura candidez inflada, abominables.

Extraños fueron aquellos días
carentes de fechas y de rótulos,
antípodas de esta asepsia
y de estos desiertos memorizados,
tan en medio de esta, mi prematura abdicación
tan al principio del resto inmaculado de mi muerte

 

 

Capitulación


Yo pertenecí a una estirpe maldita,
a la oscura casta de los fuegos ajenos a todo lenguaje,
y mi nombre era éter, viento y cuarzo.
Yo fui acorralado, asediado, sitiado.
Yo fui enjuiciado desde cualquier reflejo increíble, ejecutado;
yo fui descuartizado.

Nube o bosque, poco importa,
pero lo intenté.
Yo fui sólo un mártir,
un mártir del barro,
un héroe del polvo,
yo creí que el mundo era unívoco y transparente, puro,
y por eso terminé sembrando entre las ruinas.
Yo fui perseguido,
arrebatado de los brazos de la noche
y arrojado a sitios de los cuales aún no he regresado.
Yo traté de ser.

De más está decir que fracasé.
De más está decir que me hicieron fracasar.







Lento


Para mí no es la vida probable

ni el asombro ante ella;

yo carezco de apremios, de fulguraciones

y de incisiones desapercibidas.

Tampoco me llama el placer trotamundos
y aun menos la sabia fecundidad del nomadismo;
yo giro en torno a los crepúsculos
y mi único rugido es una catarata;
yo no soy prisas
ni las previsibles furias de una sangre a medio estrenar
sino la erosión y las mareas:
a mí me surca la calma
y mi sombra huele a parsimonia.

Así que, si el mundo está apresurado,
que se vaya, no importa:
ya pasará otro.

Y en ése me iré.



 

Balada inocua


Paso invulnerable y simplísimo,
ya invisible a fuerza de desnudeces,
árido de frescores.

He hurgado.
He sorbido cada golpe.
No soy libre, soy mundo:
me pueblo y me despueblo
a voluntad, solo.
Empiezo y termino en mí mismo
y aún así temo se me escape alguna herida
que vaya a parar a cualquier destino innumerable.
A partir de este momento me supongo muralla
y me repito;
me repaso, me compruebo.
Nada más juego con mi propio barro.
Hago silencio.
Me repliego.

Agonizante de puentes
no recibo inquisiciones
(o mejor: las ignoro)
anémico de anclas
me he hastiado de ataques
y me revuelvo en círculos concéntricos.

Así es mejor:
nadie trocará sus alaridos
por cuanto he descubierto.

 

 

 

La vida inocua


Me siento a mi propia vera.

De tanto tragar filos mis voces son apenas
silbidos inaudibles
proclamas de tardes y de vientos.
Las piedras me han servido de confidentes
Ignoro con cuál fin, pero velo.
No nombro infiernos ni convoco umbras:
los anticipo.
No deseo más que una mujer,
una lo suficientemente ciega
como para atreverse a permear sobre mí
sus perfumes,
una que olvide mi rostro, mi cuerpo y sus espinas,
una que no tase más que mi incienso
y me escrute sólo con la punta de los dedos.
Arsenal o cerebro, no sé:
hace tiempo que me deshice de eso.
Me flagelo si maldigo
o si blasfemo contra el silencio.
Repto; mezclo telarañas y moho,
examino cifras, restauro granos de arena
y me ufano únicamente de ser
orfebre de ningún escándalo.

Eso es todo;
en realidad ya no me queda mucho qué decir:
mudo tras las avalanchas,
caracol adrede,
soy abundante sólo en ecos.




Alberto Quero
Nació en Maracaibo, Venezuela. Narrador y poeta.

Es Licenciado en Letras, Magister en Literatura Venezolana y Doctor en Ciencias Humanas por la Universidad del Zulia. Miembro de la Sociedad Iberoamericana de Escritores, Asociación Venezolana de Semiótica.

Ha publicado cinco cuentarios: Dorso (1997), Esfera (1999), Fogaje  (2000), Giroscopio (2004) y Aeromancia, (2006). También ha publicado un poemario: Los que vinieron (2013)

Ha obtenido  los siguientes premios: Mención de honor en la XII Bienal de Literatura “Eduardo Sifontes”(1997), Segundo premio en el concurso estudiantil de poesía de LUZ (1998), Primer premio en el concurso estudiantil de cuentos de La Universidad del Zulia (1999), Primer premio en el concurso de poesía de La Universidad del Zulia (2001), Premio “Andrés Mariño Palacio”, otorgado por la Gobernación del Estado Zulia a escritores noveles (2002), Primer premio en el concurso de poesía “Por una Venezuela literaria”, Editorial Negro Sobre Blanco (2013).

Textos suyos han sido recopilados en “Los espejos plurales” (Poesía, Universidad del Zulia, 2000) y en “Cuentos de monte y culebra” (Cuento. Universidad de Los Andes, 2004).  Ha sido incluido en dos diccionarios de personalidades “Diccionario General del Zulia” (1999) y en “Quiénes escriben  en Venezuela” (2005)

-----------------

VIRTUAL



Visiones (A Jairo Carrasquilla)
 Marta Milena Lopez-Colombia-USA
  
Ayer, sentada en un bar
alguien me quiso acompañar;
era un hombre solitario,
lejano, desengañado;
un hombre, por el amor olvidado.

Sus frases eran claras
y una que otra irreverente;
su mirada desolada
y la amargura marcada en la frente.

Entre copa y copa
ahogaba el llanto
y sus palabras…
bohemias se iban tornando.

Una maldición brotó de sus labios
y pude entender
que su dolor
tenía nombre de mujer.

De su boca escuché
palabras de hombre enamorado,
palabras dulces, palabras tristes…
recuerdos de un amor finalizado.

Y fue aun mayor su tristeza
al terminar la última copa,
cuando se paró de la mesa
y bajando la cabeza…
aceptó su derrota

Y marchó con la noche
a enterrar su tristeza en la almohada…
con la esperanza
de una nueva madrugada.

Marta Milena López Castaño nació en Rionegro, Antioquia, Colombia. Realizó los estudios de secundaria en el municipio de Marinilla y posteriormente algunos cursos de secretariado y sistemas. Perteneció a grupos y clubes juveniles en los que exploró su vocación, desde misioneros, ecológicos, de liderazgo, hasta llegar a los talleres literarios en los que dedicó más tiempo a su pasión por escribir prosa y poesía. En el 2000 se radica en Connecticut, Estados Unidos, donde conoce a quien ahora es su esposo, el artista plástico Colombiano Cesar O. Álvarez.  En el 2013 decide recopilar aquellos poemas y versos que escribió durante años y concebir  sus “Poemas con-sentidos”.
---------


VIRTUAL







   El bicho


Eliane Bösch-Argentina-Suiza




  Estaba sentada en la silla de ruedas, delante de la pared donde colgaba el retrato de la cabeza de caballo que ella había pintado hace…cuanto? Muchos años!

  Mirando se quedó dormida… pero cuando despertó, bajo la mirada del cuadro, hacia la pared en la parte baja y vio un agujero negro. Quedo extasiada mirando ese hueco de la pared cuando de repente vio que algo se movia ahí adentro…¿que era? Apareció un hocico y luego unas garras largas y de ese agujero iba saliendo, cada vez más grande, eso…¿eso que era?
  Empezó a tener miedo y con voz fuerte gritaba: EL BICHO EL BICHO!
  Vino su hijo y le decía: ¿Qué pasa mamá? Y ella, señalando la pared seguía gritando: EL BICHO EL BICHO.
  El hijo preocupado le decía: -No,mamá, es un caballo! Y ella seguía diciendo: NO…NO…EL BICHO EL BICHO—
  Cuando la camilla la llevaba hasta la ambulancia, ella continuaba, incansablemente, gritando con toda su voz:
EL BICHO EL BICHO


-------------
VIRTUAL

           


Con mis pies cansados
María Susana Dall Occhio Pais-Argentina

Con mis pies cansados
a pesar de todo
sigo caminando.
Con la risa escasa
a pesar de todo
continúo la marcha.
Cuando necesito
aplacar el alma,
en silencio pleno
cerrando mis ojos,
me voy elevando.
Que la vida tiene
miles de variantes
no me cabe duda,
en algunos casos
golpea y muy duro,
por eso me digo
nunca digan  nada
si  ven que en mis ojos
navegan tristezas,
porque soy  humana
...sabrán perdonarme.

Nombre: María Susana Dall Occhio Pais
Casada tres hijos.
Nacionalidad: Argentina.
Estudios cursados: Secundario y  terciario. Arte escénico.
Escribo poemas desde  hace 15  años.
 Poseo un  Foro poético
y dos Blog.



------------
VIRTUAL

No me llames, no estoy lista
Laura Virginia Fernández-Argentina 


La vida me mira fijo:
me señala los aciertos
me subraya los errores.
Pretende que rinda cuentas
y me pide… pormenores.
Supongo que he sido clara
pero reclama mi informe.
Me niego a pasar revista
antes que la Parca asome.
Cuando sienta el llamado
me sentaré tranquila
a contabilizar la vida
y entregaré con moño
un listado de sueños incumplidos
que reencarnarán
en el interior de mi alma,
cuando me sienta lista
para el olvido.


Laura Virginia Fernández

Docente, escritora. Nacida en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina.  Libros publicados: Historias encerradas; Entre los muros. Educar en contextos de encierro; Pienso y digo; La escuela argentina hoy. Parábola del cementerio; La culpa fue de la lapicera, entre otros. Publica cuentos y poesías en diferentes antologías.


-----------------
VIRTUAL



Segunda memoria
Magali Aguilar Solorza-Mexico

El libro no es adorno,
es mente enriquecida de historia
mito, leyenda, fantasía, ciencia,
religión y política que permiten leerse
por la sociedad. Él, el libro... habla,
dice verdades ocultas, es puerta abierta
dejando entrar el alma y liberando
el sentimiento.

Suele ser el mejor amigo,
en silencio te hace reflexionar,
nutriéndote de sabiduría como
el mejor de los maestros, es
la membrana de nuestra cultura.

Es amante de la escritura
que bajo distintos lenguajes
atrapan la obra de la vida, son
cómplices al capturar la naturaleza,
tratando de dominar su esencia.

A ella le permite tatuar las sabanas
de su cuerpo, al seducirlo con sus
jeroglíficos de pasión cursiva y con el
revolucionado lenguaje de la evolución
humana, en ocasiones lo censuran, pero
sale avante con sus confecciones.

Él… sí él nuestra segunda memoria, nos
muestra nuevos caminos llenos de luz,
sin importar, que lo den por muerto
por ser antiguo, sabe que al final,
él… se mantendrá vivo por ser leído.

Magali Aguilar Solorza
(Quiet Night)
Domingo/Abril/20/2014 10:3:25 am
Autora: Mexicana


Nací en un pueblo hermoso y pintoresco en el Estado de México, Jilotepec de Abasolo o Jilotepec de Molina Enríquez (El cerro de los Jilotes); pueblo históricamente Otomí. Crecida en otro puedo igual de hermoso que me cobijó desde la edad de 9 años, Tepeji del Río de Ocampo Hidalgo, donde pasé mis días gloriosos de infancia y juventud. Actualmente radico en Phoenix Arizona.

Mi nombre es Magali Aguilar Solorza, soy un ser humano común y corriente que ama la poesía, desde muy pequeña escribí mis pensamientos, no soy poeta y no quiero ofender a los que en realidad lo son, simplemente escribo las emociones del sentir de mi vida o de algún conocido(a) que me deja plasmar su vivencia.

El primer poema que leí fue Espero de Mario Benedetti. En cierta forma dibuja parte de mí, es como yo me siento al no tener ese brazo paterno, mi primer amor.

Mi credo: Creo en la vida y en los sentimientos... son únicos, esos nadie nos los quita y siempre digo que el alma oculta sensaciones y emociones que el corazón grita mientras la mente se lo permita.

Mi deseo: Seguiré escribiendo, porque río y lloro para no sentir dolor del todo y me carcajeo de la soledad de mi alma que derrama lágrimas de sangre, por la nostalgia de mi pena.

Meta: Lograr el mejor propósito para mi vida, darme la dicha de existir plenamente en este mundo y tomar el tiempo como un aliado, para subsistir de su inclemencia y lograr la felicidad máxima a pesar de las adversidades que mi destino va marcando.

Mi pensar: Que un poema tiene que ser escrito con cada minuto vivido, llenarlo de las más sensibles realidades y dejar que el sentimiento fluya con la vastedad de las emociones.

Soy romántica, soñadora, disfruto la música, la fotografía y me gusta viajar, adoro las mariposas y catarinas… Sencillamente ¡Amo la vida, ella es mi poesía!
Espero les guste lo que plasmo en la sábana blanca del pergamino de la historia; al hacerlo, desnudo mi ser.


Gracias.


------------------
VIRTUAL
Aprendizaje
Amanda Espejo-Chile
Entonces, dime...
¿Alguna vez te aprendiste mi espalda?
¿Caminaste a paso firme los adoquines de mi columna
deslizando tu cuerpo por sus lomas de huesos curvos
lamiendo - de paso - la textura leve de mis pecas
y el quiebre altivo de mi cintura?
¿Sellaste con tus labios al final del recorrido
 la hondonada tibia donde se guarece
la última vértebra de la serpiente?
Y si no lo has hecho...
¿Cómo puedes saber
quién es la que duerme a tu lado?
Quilicura / 6 / septiembre / 2008
Poeta, escritora y editora. Trabaja  como coeditora en Revista La Mancha, publicación virtual y de papel. Anexo a ello, en su taller cartonero Trazos con Sello Propio.
Su trabajo se puede apreciar en numerosas publicaciones virtuales y variadas antologías (poesía y narrativa) nacionales e internacionales.
Ha publicado: “No hay más que ESTO”, poesía; “Décimas sobre un barco de papel”, poesía; “Entre-Lunas”, poesía. Actualmente prepara un libro de relatos, especialmente los destacados en algún certamen.
E-MAIL: amandaespejo2004@yahoo.es
 ----------------
VIRTUAL



Infinita, perfecta y con la sangre cansada


Marian Raméntol-España


A ese ser que ya siempre será de agua
  
Con mi cara en la póstuma curva del aire
atravieso los huesos de la vigilia,
los ojos desasidos,
para no perderme ninguno de los secretos
que guardan las vísceras de los buitres.
Así te acompañan mis venas de cáñamo
con el perfume más triste amarrado a la ventana
y los días sujetando diez dedos de goma,
como un chiste de mermelada rancia.
Te me fundes
en la arena de un piano de cola muy negro
reventada de amor y agua,
y entre las piernas
un millón de acordes de tu fuga
sueñan con morir en el próximo parto.
Cuando los dioses bajan demasiado la voz
yo sigo manteniendo el equilibrio
sobre los nombres.
Asumo el riesgo de las comas
en los límites atroces de tu huida,
porque contigo
la respiración es mucho más asequible,
mientras las nubes se encargan de ubicarte
en el mapa empapado de mis ojos.
Cada pliegue, cada mota
de esta ceniza extranjera en el pecho,
te recuerda infinita,
perfecta y con la sangre cansada.
Del libro "Primaria, decisiva e inaprensible"
Descarga gratuita del poemario en: http://marianramentol.blogspot.com/2015/07/primaria-decisiva-e-inaprensible-en-e.html
Marian Raméntol (Barcelona, 1966). Poeta, traductora y directora de la revista cultural La Náusea. Miembro del grupo musical O.D.I con el que ha editado vídeo-libros y diversos álbumes. Ha trabajado con músicos experimentales en múltiples recitales y performances.. Ha traducido a poetas contemporáneos italianos al catalán y al castellano. Ha publicado catorce poemarios y ha sido incluida en trece antologías. Ha sido premiada en diversos concursos nacionales e internacionales, y su obra ha sido ampliamente difundida en revistas especializadas donde ha publicado poesía, ensayo y artículos de opinión. Ha sido traducida al inglés, alemán, italiano, rumano, armenio, portugués, búlgaro y estonio, y ha prologado varios libros de poesía. Su actividad en el ámbito poético le ha llevado a formar parte de festivales, exposiciones, recitales y diferentes actos patrocinados por ayuntamientos, editoriales y otras entidades culturales.


-------------
LOCAL






Trampa


Isabel García Cintas-Argentina-USA




La fila en el consulado en Buenos Aires era larga, como siempre. Hugo Ramírez, su mujer y sus tres hijos esperaban ansiosos. En el bolsillo, dos cartas. Una de la embajada y otra, cariñosa, de unos amigos de Cleveland. Los hijos parloteaban en inglés, su idioma natal. Su mujer rezaba en silencio. Hugo recordaba las palabras del costoso abogado de Ohio: No te preocupés, llevate a los chicos nomás, vos y tu mujer volverán con la residencia, lo dicen aquí los de Inmigración. Una entrevista y basta.

Era la tercera entrevista, y el cónsul les negó otra vez la visa. Ahora aduciendo una discrepancia de fechas en la papelería, e impidiéndoles volver a la tranquila vida de trabajador que con su familia llevó por dos décadas allá en el norte. Cuando las lágrimas cesaron, Hugo Ramírez comprendió que el abogado de Cleveland sabía que estaban deportándolos para siempre y, desesperado, sospechó que esa bien podría ser, oculta, la verdadera y fácil estrategia oficial hacia los indocumentados honestos.


Isabel García Cintas nació en Córdoba, Argentina y estudió periodismo y fotografía en Buenos Aires. Después de vivir durante tres años en Melbourne, Australia, se radicó en Bariloche, en el sur de su país, donde trabajó por una década en el periodismo escrito y radial, además de ejercer distintas funciones en entidades comunitarias como el Foto Club Bariloche y la Asociación Contra la Violencia a la Mujer. Desde 1987 reside con su esposo e hija en los Estados Unidos, y desde 2001 en Florida.

Ha participado en diversos talleres literarios de escritura creativa en UCLA y MDC, tanto en inglés como en castellano y ha recibido premios y menciones por sus trabajos en la Argentina y también por sus obras literarias en este país. Ha sido invitada a presentar sus libros en varias oportunidades por diversas entidades. En la actualidad pertenece al staff de la revista cultural digital Letra Urbana que se edita en Miami.

Ha publicado dos libros, Incidente en la Patagonia, una novela de suspenso político que transcurre en la época de la Guerra de las Malvinas y del proceso militar argentino, y Del Mediterráneo al Plata, una novela basada en las memorias de sus abuelos y bisabuelos inmigrantes de Europa a la Argentina. También ha escrito una novela histório-romántica, Ocho meses con Tessa, aún sin publicar, que trata sobre los diarios íntimos de dos mujeres separadas por el tiempo y la distancia geográfica, que se entrelazan misteriosamente para llevar a cabo una misión inesperada.

La autora tiene actualmente en proceso de edición La casa vieja y otros relatos, una colección de cuentos cortos de próxima publicación, cuyo nexo es la mujer enfrentada a  diversas situaciones.

Sus novelas están a la venta en su página web www.isabelgarciacintas.com y en los portales Amazon.com y BarnesAndNoble.com.
 
 




 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada