miércoles, 25 de enero de 2012

Misivas motivadas por proyecto Mil Poemas a Cesar Vallejo.-

Cuando el deber nace del interior del ser, no es posible esquivarlo.  Motivo que me impulsa a  compartir  "misivas" que no son mas que producto de sensibilidad, sencillez, orgullo poetico y reconocimientos mutuos de HOMBRES (con mayuscula)


Queridos Vallejianos
 
Este es un homenaje a todos los que hicieron la tarea y participaron en esta obra de oro a César Vallejo. Vuestros nombres están sembrados en cada hoja de las más de mil páginas que componen esta canción de amor y amistad en homenaje al gran Poeta Universal del Perú.
Esta carta abierta es de todos ustedes, siéntanse orgullosos de ser parte de una trascendental obra que lleva de la mano a Poetas y Escritores que no habían tenido oportunidad de estar en ediciones mundiales y ahora son alumbrados por vuestras gratas presencias en un clima de amor y diálogo civilizado.
 
Ahora, si hay alguien a quien hay que agradecer por su constancia y entrega, por su tiempo y audacia, por su temperamento y arrojo, por buscar caminos que cimentaran esta tarea universal es: a Luis Sánchez Rivas, de la Ciudad de Trujillo, quien tomó en sus manos el proyecto y lo reinició después de haber sido abortado en Mayo 2011, acompañándose por el Presidente del Instituto de Estudios Vallejianos, Dr. César Alva Lescano y el Presidente de AEAS, los cuales entregaron incondicionalmente su apoyo para darle curso a este homenaje mundial a César Vallejo.
Luis Sánchez Rivas, organizó en tres oportunidades los viajes "Tras las huellas de Vallejo" a las sierras peruanas, esperándome cuando venía desde Chile a impregnarme de los lugares y grandeza de este Vate universal. Así pude descubrir huellas de César Vallejo, para traspasar en imagen y letras a mis apreciados Poetas del mundo que estaban a la espera de este proyecto en los cinco continentes. Gracias a Luis, retomamos el proyecto y lo levantamos enarbolando las bandera de Chile y Perú en Trujillo, Santiago de Chuco, Huamachuco y Cachicadan, para invitar a las otras 35 banderas del mundo que nos acompañaron.
 
Luis Sánchez Rivas es un orgullo para Trujillo y el Perú, porque en cada rincón va dejando su huella, sus manos tendidas en apoyo a diferentes instancias culturales, sociales, de hermandad, utilizando recursos que muchas veces son escasos para dar aliento a los niños, entregarles un regalo de Navidad y poner todo su tiempo a disposición de la comunidad.
 
Abrazos
Alfred Asís

 
 
 
 CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRAConstrucción y forja de la utopía andina

 
CARTA ABIERTA
A ALFRED ASÍS,
POETA DE CHILE

Danilo Sánchez Lihón

Poeta Alfred Asís
Isla Negra, Chile.
Muy apreciado poeta:

1.

Quiero agradecer en nombre de mi pueblo Santiago de Chuco, tierra natal de César Vallejo, y en representación de mi país, el Perú, la magnífica y portentosa culminación de la movilización universal “Convocatoria Mundial Mil Poemas a Vallejo” que tú has propiciado con visión, nobleza y laboriosidad desde Isla Negra en Valparaíso, Chile.

Desde el 19 de agosto del 2012, hasta el 30 de diciembre del mismo año, fecha de cierre de recepción de trabajos, en apenas cuatro meses y medio se ha logrado la proeza, hasta su plena realización, de coronar este certamen internacional, superando las expectativas que se habían trazaron, llegando a sobrepasar la meta de mil poemas, que han sido remitidos desde distintas partes del orbe.

Nunca antes hubo una vibración tan intensa y genuina, tan desprendida en sus propósitos y fines, tan generosa y prístina en sus ideales, tan espontánea y prolija en la acción de los hombres latiendo al unísono, dedicada a un poeta aparentemente sin éxito en la vida y cuyos textos principales se publicaron como obras póstumas.
 

2.

Nunca antes se amó tanto, se soñó tanto y se veló hasta tarde en los puestos de vigía de la poesía hecha canto y celebración.

Nunca antes las lámparas estuvieron encendidas y no prosternadas desde la noche hasta el amanecer, enlazadas en esencia por la misma flama o quimera.

Nunca antes el globo terráqueo se sintió tan trémulo, sintonizado y comprometido por un mensaje de solidaridad y de cariño puro y verdadero.

Nunca antes comulgaron tantos hombres juntos ante la hostia de la fraternidad humana, que es la razón por la cual César Vallejo vivió, padeció y murió en la cruz de la España ensangrentada.

Nunca antes la vida fue más indiscutible, más vibrante y sensitiva, congregados todos ante el mismo emblema, en un acto de identificación, más hermanados que en ningún otro tiempo.
 

3.

Porque nunca cada letra de los versos que se escribían se acoplaban mejor con las letras de otros poemas escritos en lugares distantes.

Porque se daba un hecho consumado, en razón de un poeta que murió aparentemente derrotado por la hecatombe de saber de ciudades sepultadas por aviones mercenarios.

Porque cada letra de los versos en este caso son un dedo que se entrecruza con otro dedo de una mano extendida, que se junta con otra mano.

Porque cada aurícula de corazón estrechamente enlazado, pese a las distancias, palpitan sincopadas, letra a letra, sílaba a sílaba, latiendo juntos con otro corazón.

Porque unos sueños esbozados en la antípoda del planeta se entrelazan con los sueños de alguien que siente y piensa con el mismo temblor, pese a que uno sueña despierto porque le alumbra el sol y el otro sueña dormido porque en su país es la noche.

Sintonizando con una utopía que pervive, y que lleva el nombre de César Vallejo.
 

4.

Alfred, esta es la fuerza de la poesía que necesitamos para cambiar el mundo. Y tú has pulsado la cuerda de ese violín supremo.

Has tañido esa campana mítica, has logrado arrancar sus dobles y repiques más audaces y efectivos. Y sus acentos más agudos y graves, como sus notas más prístinas.

Y he aquí que se muestra la pradera de la tierra anhelada, que ahora sí la vemos verdecer y fructificar, espiga tras espiga, hasta ser un campo copioso y de amanecida.

Porque cada verso que se muestra es espiga de campos sembrados de altruismo, de fe en los hombres que es lo que necesitamos tanto ahora y en este tiempo oscurecido.

Es muestra de cariño legítimo entre los seres humanos, sin cálculos, recelos ni egoísmos.

Lo que nos muestra esta gesta es que hay una pradera extendida a lo largo y ancho de la faz de la tierra, atenta a dar mieses de ternura.

Y hacer que los dones que la poesía nos dispensa se tornen en capullo. Y pronto den flor, haciendo que la realidad madrugue distinta y hermosa.

Ante esto, ante esta alegría es genuino llorar. Y estoy llorando.
 

5.

Hay unos sabios proverbios que expresan que el honrar, que es lo que tú has hecho, te honras a ti mismo y te honramos los demás. Que a tal señor, tal honor. Que el saber reconocer es la deferencia que se debe a la virtud. Y tú lo has hecho.

Ningunas palabras más precisas en este momento para relievar tu labor y reconocer la hazaña de haber logrado esta convocatoria mundial.

Y mundial desde que no solamente han participado poetas de América Latina ni de lengua castellana sino poetas de los cinco continentes y en diversas lenguas.

Lo que prueba que el enunciado respecto a la universalidad del poeta César Vallejo, era exacto; pero que ahora hay la prueba visible, simple y fehaciente, que lo corrobora esta gesta.

Al honrar te has honrado, al admirar a Vallejo has logrado concitar la admiración general de quienes se acercan a ver este prodigio de realización.

Al deponer muros y limitaciones has sido acogido por todos los pueblos del mundo.
 

6.

Pero hay otro aspecto significativo entre los muchos que tiene esta obra, cual es que se lo ha convocado desde Chile y desde la casa de Pablo Neruda en Isla Negra.

Este hecho encierra un profundo significado no solo para la poesía, y que tampoco queda reducido al ámbito de la literatura de nuestros pueblos, sino que traspone su influjo para valer ante género humano en general como un canto de hermandad entre los hombres.

Y qué bien que el emblema sea César Vallejo, un hombre cabal, solidario en todo, lleno de amor al prójimo, quien reclamaba que todo sea humano, que el caballo sea un hombre y hasta el cielo todo un hombrecito.

Es cierto, contando además con la estrecha colaboración de instituciones del Perú como el Instituto de Estudios Vallejianos, la Asociación de Egresados Sanjuanistas, en Trujillo; del Sipea-Perú y Capulí, Vallejo y su Tierra, en Lima; y muchas otras instituciones en diferentes países, como el Instituto de Estudios Vallejianos de la Brigham Young University de Utah, en Estados Unidos.
 

7.

Este homenaje mundial es un hito histórico en la vida de César Vallejo. Quizá no haya una expresión más significativa después de su muerte, porque está tejido con la misma esencia del arte que él cultivaba: la poesía.

Si hacemos un recuento, ¿cuáles otros podrían ser? ¿La edición facsimilar de su obra hecha por Francisco Moncloa? ¿El centenario de su nacimiento, celebrado en 1992? ¿Qué hubo? Yo me inclino por relievar este homenaje, porque es llano, abierto y plural.

Porque es colectivo, de todas las ideologías, razas, sangres, religiones y disponible a todas las extracciones y condiciones sociales, laborales, humanas.

No es solo de intelectuales, sino que es un evangelio ecuménico que se dice en poesía.

Es un acto espontáneo, de adhesión natural y voluntaria, de sentirse seres con fe, que quieren y que aman, en donde habla el sentimiento y no la intelección.

Tampoco es ditirambo de conveniencia por un hombre o un poder que vaya a recompensarnos por esta manifestación de afecto. No, no es esa su motivación.

No es para conseguir un puesto o una canonjía. Es libre, es soberana, que nace de las entrañas, de una confesión íntima y de una fe inquebrantable, como un acto de plena y diáfana sabiduría.
 

8.

Y de pueblos tan distintos en su manera de entender la vida.

Pero, ¿cómo es que Vallejo, tan hermético, tan andino, tan peculiar es entendido en chino, en rumano, en hebreo, en singalés?

¡Tú lo sabías, Alfred! Lo escogiste y has acertado.

Ahora bien,  y ¿por qué Vallejo?

Y respondo: Porque es un hombre que todo lo sacrificó por exaltar una utopía moral profundamente humana que consagró con actos señeros y con principios fundamentales.

Y esos fundamentos coinciden con la causa más sacrosanta de la vida, cual es ser hermanos.

En eso radica la grandeza de este hombre.

Y si a eso se suma que fue un genio del lenguaje, que todas esas esencias las dijo, como Jesús, en conmovedora poesía.

Si a eso se suma que lo expresa con la dignidad y majestad de que está imbuido lo sagrado, situando sus poemas como Nuevas Sagradas Escrituras.
 

9.

Además, porque está ungido de lo que somos todos pero que él eleva a postulado de pasión y de fe.

Porque es un redentor humano, pero con sus nos, sus todavías, sus rictus, sus gerundios, sus errores y también miserias.

Todo en él resulta representativo de lo llano, de lo que surge de abajo, de lo hondo y dolido.

Porque nunca se había visto un poeta que fuera capaz de hacer ingresar al pueblo en sus versos; en donde cabe toda la humanidad, no de manera figurada sino efectiva, viva y en acción.

Porque esa humanidad ingresa para salvar a un individuo, a uno solo. Y con él a toda la humanidad, como ocurre en el poema Masa.

Y es que cada verso de César Vallejo no es composición poética sino extracto de vida y pensamiento, producto quintaesenciado de experiencia humana e histórica.

En él encontramos la poesía más que como fenómeno de la palabra, como verbo hecho acción y convertido en venerable silencio.
 

10.

Porque es poeta esencial. Quien colma su vida de actitud poética. De existir poeta. De ser poeta hasta cuando duerme. Pero quien expresó a su vez pensamientos como este:

“Ser poeta hasta el punto de dejar de serlo”.

O este otro:

“Que el poeta sienta sobre su propia piel cómo se raja un leño”.

O este otro:

“Más allá de la palabra está el aliento”

Es decir, traspasando hacia el confín, hacia la región más trascendente. Porque la suya es poesía original, primigenia, recién nacida.

Porque Vallejo es pilar fundamental para sentir y pensar en lo que es el hombre.

Y para ser un verdadero ser humano.

Porque no se puede ya pensar en el hombre, sin transitar por Vallejo.
 

11.

Pero hay algo más: por su adhesión plena a los pobres y a los desposeídos, con quienes sufren hambre, sed y padecen el dolor, adhesión que en su caso es total, absoluta e íntegra.

Porque esta intención ha sido muy cazurramente calculada y manipulada en la historia, hasta hacerse interesada y bastarda.

Hay muchos intelectuales y poetas que literaria y declarativamente estaban a favor de los pobres, pero vivían como ricos.

Muchos otros en realidad lo han sentido, pero no lo han asumido de manera lacerante hasta el grado de la inmolación. Muchos lo han proclamado pero no lo han hecho evangelio.

Por eso, lo importante es la coherencia de la obra con la vida. De las ideas con los actos. Y eso es Vallejo.
 

12.

Por eso, y al respecto, he aquí más palabras suyas:

Yo no vivo comparándome a nadie ni para vencer a nadie.

Yo vivo solidarizándome y a lo sumo refiriéndome concéntricamente a los demás, pero no rivalizando con ellos.

No busco batir ningún record.

Yo busco en mí el triunfo libre y universal de la vida.

No quiero batir el record del hombre sobre el hombre, sino la superación centrípeta y centrífuga de la vida.

Una cosa es el record de la vida y otra es el triunfo de la vida.

Y porque comprobamos que esto que dijo en su vida lo hizo legalidad en sus actos.

Es por eso que a Vallejo, como dice un poeta español amigo mío, lo leemos de rodillas.

Y otro personaje del Perú expresó esto:

Yo no leo a Vallejo. Yo lo rezo.
 

13.

Por eso, me parece emocionante esta solidaridad que ha puesto de manifiesto la Convocatoria Mundial Mil Poemas a Vallejo.

Por eso nos parece digno de elogio este homenaje a un hombre que vivió en la pobreza más absoluta y hasta de la caridad de sus amigos.

Me emociona esta devoción hacia una luz tan clara en estos tiempos tan oscuros y aciagos.

A un hombre desprendido que al morir no tenía otra muda de ropa. Quien no atesoró ningún bien material, no tenía un solo mueble, no le pertenecía ni una silla ni una mesa, ni siquiera una caja, ni una piedra en qué sentarse y donde reclinar su cabeza.

Y ahora, en contraste, ver esta riqueza, esta prodigalidad inapreciable de emociones, este banquete y fiesta del alma.

Pero además, hacia quien tiene investidura y lleva las insignias de realeza de pertenecer al mundo andino, de nuestra cultura primigenia.

Y lo tiene en su talante y hasta en la conformación de su cráneo que es una cabeza clava chavín.
 

14.

A esta fiesta de unión universal se suma la calidad de los poemas presentados, que a la belleza formal agregan la prestancia del ánimo, la actitud del ser, el ¡por quién apuesto en esta vida!

Donde a la parte léxica, lingüística y textual, agregan la moral de que su centro y su curso están al servicio del contenido humano que lo inspira, mucho más al fondo y más lejos y más adentro de todo.

Solo quiero entonces agradecer y abrazarlos a ustedes por esta obra ladrillo a ladrillo, piedra sobre piedra, letra sobre letra, palpitación sobre palpitación.

Y quiero abrazar a cada uno de los poetas que han escrito y remitido su poema. Y a todos quienes no lo hicieron pero comparten estos sentimientos. E investirnos con las palabras de sus textos.

Con esto se ha gestado un ventarrón. Se ha abierto el agujero para que se desate una avalancha. Se ha capturado una cabeza de playa para una invasión. Se ha consumado una epopeya, esta sí epopeya, magnífica epopeya.
 

15.

En esta obra nos abrazamos todos los hombres de la tierra representados en César Vallejo. Es un canto coral, una sinfonía, una aleluya.

Es una rapsodia de amor, una maratón, un campeonato mundial de la fraternidad universal.

Una hosanna de quienes aman, de quienes sienten más, de quienes vibran más, en cuanto adhesión al hombre, al ser humano concreto y real.

Es el hombre Masa que multitudinariamente salva a Vallejo. Es el combatiente al final de la batalla.

Quien emocionado, sí, emocionado, al constatar ese amor universal, de estar muerto se levanta, abraza al primer hombre y se echa a andar.

Como tú lo has dicho: Es libro de oro, es sinfonía de amor.

Es forjar la paz, la fraternidad humana, la solidaridad, el amor ágape.
 

16.

En este espacio que abre el libro se unen banderas, se unen acentos, materias, alientos diversos.

Se unen estados de alma. Se unen hombres y mujeres, de distintas edades. Son todas las sangres.

Es un cosmos, es una cosmogonía.

Son voces de diversos pueblos, religiones, creencias, opciones ideológicas, caracteres y temperamentos. Es un decantar dialéctico.

Es un prisma, un caleidoscopio, una amalgama, un arco iris que se levanta.

Inatajable, suave y violento. Dulce y cruel. Feliz y agobiado.

Por la cobertura, por el lapso breve desde su convocatoria hasta su culminación, por los mínimos recursos empleados para la inmensidad de los resultados obtenidos, es un hecho memorable, legendario y un canto de gesta.
 

17.

Asimismo, por la limpidez de quienes lo han hecho, por el sentido implícito que a esta realización lo anima.

Es esta una obra monumental, gigantesca, es una hierofanía por la emoción y los valores implícitos.

Este es un sueño hecho verdadero. Y se convierte en un acontecimiento revolucionario que marca un hito importante, a partir del cual se parten los montes en un antes y un después.

Porque tiene en su trasfondo la hermandad de los pueblos.

César Vallejo es el poeta de la fraternidad humana, quien llega y pone en evidencia el poder de la poesía, con su extraordinario valor para contraponerlo a esta sociedad neoliberal infame y nefasta.

Porque rescata una nueva manera de relacionarnos entre seres humanos, cual es la poesía como la médula que nos define, porque con actos como este es la poesía la que alcanza a vivificarse y ser fortalecida.
 

18.

Porque es saber reconocer valores pese a las fronteras, nacionalismos y los halcones al acecho.

Porque es desprenderse de prejuicios, porque hay transparencia y hay grandeza.

Porque lo anima el afecto al hacer que prevalezca la poesía, ese reino, ese país antes de fábula, esa morada que al final se ha convertido en refugio y esperanza.

Esa estancia y ese universo que se creía que era el de las idealizaciones, las ensoñaciones y escapismos.

Sin darse cuenta que la poesía es quien da la cara, va a la lucha y finalmente debe de gobernar el mundo.

Quiero agradecer de veras a todos quienes han escrito sus poemas porque forman parte de aquella red que ha de amparar y proteger el mundo.
 

19.

En el fondo, el sentido de todo esto es buscar la verdad. Y tú lo has hecho y lo tienes entre tus manos.

Es orientarse por los tesoros ocultos, y tú lo presentiste y lo has encontrado.

Es palpar dónde hay un borbotón de agua y ha surgido un torrente.

De lo que se trata ahora es de construir un camino y trazar un puente. Y dar nacimiento a una flor nueva, imprevista y que inaugura un tiempo nuevo.

A todo esto corresponde a partir de ahora actos de creación heroica.

Por eso, y como organizadores, que han sabido escoger el diamante preciso y lanzarlo al mundo, reconocer su grandeza y su visión de conjunto.

Gracias, han uncido su carro a un cuerpo celeste. Y al respecto, referiré que Vallejo se describió como un “poeta nómade”. Es decir un poeta errante.

¡Cómo no iba a serlo! Su carro estaba atado a las estrellas. Y ellas son errantes, deambulan y vagan por el universo.
 

20. Ponte
el sol

Y a ti, César Vallejo, dirijo las últimas palabras de esta carta o proclama:

Aquí estamos. Aquí está el contingente de Capulí, Vallejo y su Tierra, pero esta vez unidos con el contingente de la Convocatoria Mundial Mil Poemas a Vallejo. Muy pronto iremos juntos a Santiago de Chuco.

Muy pronto estaremos en tu casa. Y te llevaremos flores del florecer de mayo. Y amasaremos pan en el horno de tu casa. Y comeremos empanadas.

No fue en vano que tú forjaras tus pasos tal cual lo hiciste. Después de 120 años en que nacieras, he aquí tu obra. Y he aquí tu legión que repite tus versos:

Ya va a venir el día, ponte el alma. ...
Ya va a venir el día, ponte el cuerpo. ...
Ya va a venir el día;
la mañana, el mar, el meteoro, van
en pos de tu cansancio, con banderas, ...
ya va a venir el día, ponte el sol.
 
 

Texto que puede ser reproducido
citando autor y fuente
 

 
 

3 comentarios:

  1. Qué texto para emocionante. Y esta magistral convergencia la has logrado tú Mery y tu amor al arte.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  2. Admiro tu dedicación al arte, Mery, eres incansable y estás en todos lados, ¡felicitaciones!

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. "Vallejo es pilar fundamental para sentir y pensar en lo que es el hombre."

    ".....no se puede ya pensar en el hombre, sin transitar por Vallejo."
    Así lo sentimos.

    Un gran logro esta tarea universal.Conmueve y enorgullece.
    Abrazos,Mery.

    ResponderEliminar