miércoles, 2 de enero de 2013

SOR CECILIA CODINA MASACHS

Dos poems de Sor.Cecilia Codina Masachs
Miembro participante de ELILUC


SON VERDADES

Cuando el silencio pesa, se abre una herida grande
que nos cala la mente de recuerdos vacíos
y al tiempo, se desbocan más los ojos en ríos
de esa inmensa nostalgia que sin querer nos pende.

La vida se nos hace tan ardua para que ande,
que nunca nos curamos de tan males baldíos,
cuando un amor enfermo nos hiela con sus fríos
y entretanto nos mata sin que nada le ablande.

El amor lo redime todo de corazón,
sino se espera nada, nada de verdad,
tan sólo sin medida se da sin más razón.

Más que verdad es que daña tanta iniquidad,
que nos quiere manejar la vida con pasión
y la conciencia acalla trocada de maldad.


Autor Sor.Cecilia Codina Masachs


 HA MUERTO

¡Qué oscuridad intacta me envuelve la memoria!
que acalla todo vuelo tras la puerta cerrada,
de una libertad falsa por una mente errada,
que me cerca con trampas, silenciando mi historia.

La palabra que un día fue claridad notoria,
hoy se tornó sombría para quedar castrada
al filo de garganta con mi saliva agriada,
como nace el otoño, dorada hoja expiatoria.

Digo con mucha pena, que un bello amor ha muerto,
lo estranguló de cierto, la brava intolerancia
con tan severas normas, hasta huir de su mal puerto.

Una herida muy grande nos clava la  arrogancia,
cuando su mano atrapa tan deseado entuerto,
y nos mata despacio, poniendo la distancia.


Autor. Sor.Cecilia Codina Masachs

1 comentario:

  1. Gracias Mery, por publicar estos poemas, ha sido una gran sorpresa.
    Te dejo mi agradecimiento y ternura.
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar