lunes, 15 de agosto de 2011

"Un reencuentro......." Juan Carlos Uriol - Estados Unidos en Globatium

15/08/2011 06:02:36 l Cultura
"Un reencuentro......." Juan Carlos Uriol - Estados Unidos
Encuentros Literarios Internacionales mery larrinua
Encuentros Literarios Intl. Luz del Corazon y Globatium nos traen a Juan Carlos Uriol Imaña, peruano, desde Estados Unidos: Un reencuentro espectacular en Estados Unidos mery larrinua directora www.luzdelcorazon-mlarrinua.blogstop.com luzdelcorazon-mlarrinua@hotmail.com...


"Un reencuentro......." Juan Carlos Uriol - Estados Unidos
Encuentros Literarios Internacionales mery larrinua

Un reencuentro espectacular en Estados Unidos

Ene 11 2009

A los pocos meses de mi segunda llegada a Estados Unidos sucedería la historia más interesante y emocionante de mi vida

Con Julissa tuvimos una relación de aproximadamente 4 años en nuestro país. Ahí nos veíamos casi todos los días (una vez conté cuántos días no nos vimos en un año y creo que fueron 3) hasta que llegó un momento en que tuvimos una bronca tonta y nos separamos por 10 años. Sí, señores, 10 años. En ese tiempo como es lógico, conocí algunas mujeres pero nunca me llenaron y por más dinero o caras lindas que hubo de por medio, no acepté formalizar ninguna relación ya que algo me decía en mi interior que si lo aceptaba, me llevarían a un futuro de fracaso. Muchas canciones de amor que escuchaba las relacionaba solo con Julissa y ella después me confiaría que le pasó lo mismo. La verdad es que nunca pensé reencontrarme con ella y volver a empezar, para mí era algo imposible, aunque en esta vida no hay que descartar nada.

Dios lo estaba haciendo todo. No le encuentro otra explicación. Este reencuentro espectacular pareciera que se venía acercando poco a poco según las secuencias que estudiaría después.

A los pocos días de haber llegado a Florida me trasladé a California y conocí a una tía. En medio de las conversaciones le conté sobre mi experiencia en el mundo de las ventas y ella me contactó con su hijo (mi primo) en Texas. Al regresar a mi país me puse en contacto con él y al poco tiempo llegué para trabajar a Dallas - Texas con mi sobrino. Uno de esos días de trabajo mi primo me planteó movernos a otra ciudad a 3 horas en carro llamada Austin - Texas, ya que según él, era un lugar virgen para las ventas. Este fue el primer acercamiento ya que yo sabía que Julissa estaba en esta ciudad, pero al pensar que tenía una relación estable no hice ningún acercamiento. ¿Por qué traerme el destino a Austin habiendo miles de ciudades en Estados Unidos? Me parecía raro estar en la misma ciudad y posiblemente muy cerca. Yo estuve en una casa rodante cerca de una gasolinera por espacio de 3 o 5 días intentando trabajar en ventas en los alrededores y -finalmente- al encontrarme en la misma ciudad llamé por teléfono a su hermano para saber cómo estaban. Con él nos íbamos a juntar para preparar algo de comida peruana, pero ese encuentro nunca se produjo ya que a los pocos días decidí viajar a Florida para buscar nuevas oportunidades laborales. Mucho tiempo después, Julissa me confiaría que sintió una gran emoción al escuchar mi voz por el hilo telefónico, aunque no se animó a hablar.

Nunca me ha gustado perder el hilo de la amistad y hago llamadas telefónicas a muchas personas mensualmente, y dentro de ellas, le hice una a su tía, quien me dijo que Julissa estaba de vacaciones. Yo le pedí que le enviara mis saludos. Después, un domingo sonaría mi celular. No lo podía creer. Era ella. No paramos de hablar durante 5 horas y renació el amor que nunca se había marchitado. Al poco tiempo, ella regresaría a Estados Unidos. Pero ya no a Texas, sino a Florida, y en el aeropuerto de Miami lograríamos un reencuentro espectacular. Ese día, 5 de abril del 2002, tuvimos muchos nervios, como es común en un reencuentro de esta naturaleza. Yo fui con un gran amigo cubano que se encargó de tomar las instantáneas en el momento preciso. Cuando la agarré de la mano y le di un beso sentí que había regresado parte de mi vida. Fue alucinante.

Fuimos a mi efficient ( apartamento pequeño para un soltero) y pensamos quedarnos 15 días, pero la emoción fue tanta que nos quedamos 1 mes y tuvimos que pedir más tiempo de permiso en nuestros respectivos trabajos.

Una vez que regresábamos de compras, ella me pidió que recogiera un periódico que estaba tirado en la puerta (era gratis y estaba en español) para que lo leyera algún día. Acepté. Al poco tiempo lo leí y revisé en el horóscopo -por distracción ya que no creo en ellos- los signos de Escorpio (el de ella) y Cáncer (el mío). En ese momento daban 3 números de suerte para cada signo zodiacal, y en ese mismo momento se apareció en mi mente mi amigo Giro Risso, quien hace muchísimos años, cuando me veía jugar la lotería en el Perú, me animaba a jugar siempre los mismos números. Opté por apuntar en un papel los 6 números, guardarlos en mi billetera y luego jugarlos. Grande sería mi sorpresa al cotejar los resultados y descubrir que había acertado 5 de 6, ganando justo la cantidad de dinero que necesitábamos para comprar un carro. Cosas de números y cifras, después hemos comparado los pasaportes y ella ingresó a EE.UU en el mismo mes y año que yo, solo que tres días antes.

Ahora vivimos muy felices con nuestro regalito de Dios llamado Bryan, quien tiene más de 5 años y es nuestra adoración.

Juan Carlos Uriol Imaña, Estados Unidos

http://gatoentexas.blogspot.com/

www.globatium.com
Localidad: Argentina
Seccion" Cultura



1 comentario: